Tejiendo vida

Nov 28, 2016 | artesanía, proyectos, salud

Es el caso del Dr. Franz Freudenthal, que ha dedicado su carrera como cardiólogo, en La Paz (Bolivia), al tratamiento de niños con deficiencias congénitas. Para corregir varias de estas dolencias, ha diseñado el Nit Occlud, una innovadora prótesis —oclusor intramuscular— que combina tecnología y artesanía a partes iguales y que se emplea en el “taponamiento” de las partes
dañadas de los pequeños corazones de los pacientes.

Gracias a las delicadas manos de tejedoras, que emplean las técnicas milenarias del pueblo aymara, es posible la producción de piezas, de escasos milímetros, a partir de un único alambre —disminuyendo el riesgo de corrosión, dado que no posee soldaduras.

El material empleado es el nitinol, un metal fino, con memoria —aleación inteligente de níquel y titanio, producido en EEUU—, capaz de recobrar la forma inicial del implante, una vez insertado en la zona a reparar.

Un remedio, de gran éxito, exportado a diversos países pero que, por carecer de apoyo económico, ha llegado a tan sólo unos cientos de niños bolivianos.

Vía BBC Mundo