James Nachtwey ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2016.

Reconocido como un «lúcido testigo del sufrimiento humano», es considerado uno de los más importantes periodistas gráficos de su tiempo.