Lo que, en un inicio, es el problema, en ocasiones, puede convertirse en parte esencial de la solución.

Las dificultades para el acceso a fuentes de energía de los habitantes de la selva peruana – mucho mayores que en otras zonas rurales del país – llevaron a la Universidad de Ingeniería y Tecnología a la búsqueda de una respuesta creativa que, por su sencillez, asombra.

Gracias al proceso de la fotosíntesis, es posible generar energía desde los nutrientes de las plantas dando luz a todos estos hogares y mejorando la calidad de vida de sus familias. En palabras de la UTEC:

“Un modelo de aplicación que integra energía limpia y autosostenible, utilizando adecuadamente la riqueza natural de la zona”.

En un mundo 2.0 puede que nos olvidemos de cuánto pueden ayudar a mejorar la vida de las personas el diseño y la ingeniería.

Vía UTEC