La incubadora hinchable

Nov 16, 2015 | diseño de producto, innovación social, salud

Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada diez bebés que nacen en el mundo lo hace de manera prematura. El 75% de los fallecimientos por esta causa podrían evitarse empleando un correcto tratamiento.

El problema: las incubadoras tienen un precio muy elevado -superando los 40.000 euros- y son muy difíciles de transportar, debido a su gran tamaño.

Inspirado por las condiciones sanitarias de los países no desarrollados y los campos de refugiados, el joven diseñador de producto James Roberts, decidió rediseñar la incubadora estándar, adaptándola a las necesidades de todas aquellas personas que se encuentran en una situación similar.

MOM es una incubadora hinchable, lo que hace que su manejo y transporte sea más sencillo, y asequible, por su bajo coste. Tiene controles electrónicos, que requieren un consumo bajo, pudiendo alimentarse de una amplia variedad de fuentes de energía, como energía solar o baterías. Aísla correctamente del frío, es fácil de limpiar y de esterilizar y, al ser transparente, facilita la visibilidad del niño.

Con un rendimiento equiparable a los equipamientos estándar en calor, humidificación e iluminación, ofrece el entorno más seguro para un niño prematuro, generando mayores posibilidades de supervivencia.

Vía mOm