#FreeNseRamon

Hoy día 19 de Febrero, a partir de las 19.00 h, se pide tu ayuda para dar visibilidad al caso de Ramón Esono Ebalé. En este documento podrás encontrar las diferentes maneras de hacerlo, a través de las redes sociales y bajo el hashtag #FreeNseRamon.

Ya han transcurrido más de cinco meses, desde que, el pasado 16 de Septiembre, se encarcelara al dibujante y activista ecuatoguineano. Los actos de protesta se ha sucedido durante todo este tiempo y han sido varias, las ocasiones que, el sector del dibujo y el humor gráfico, se han movilizado, tanto física como digitalmente.

– la APIM (Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid) ha convocado protestas frente a la Embajada de Guinea Ecuatorial;

– la Cartoonists Rights Network International (CRNI), ha reafirmado la labor del dibujante, al galardonarle con el Courage in Editorial Cartooning Award (Premio al valor en Dibujo Editorial);

Don Julio, publicó en la revista el Jueves (protagonista de sucesos cuestionables, en lo que a censura se refiere…) una recopilación de viñetas, sobre el tema, en las que aparece el dictador Obiang Nguema.

“dibujante que ha dedicado su vida y obra a denunciar las atrocidades cometidas por el régimen dictatorial de Teodoro Obiang”.

Puedes apoyar económicamente la campaña, adquiriendo La Pesadilla de Obi – que también puedes leer de manera gratuita –  y/o firmar la solicitud de su excarcelación en CHANGE, dirigida a la Ministra de Justicia de Guinea Ecuatorial. Ya que, como indica, el escrito “es un claro ejemplo de CENSURA” debido a que:

Ramón critica abiertamente al presidente de Guinea Ecuatorial y la injusta situación que vive el país. Al detenerle, los policías le informaron de que sus dibujos podrían ser considerados como calumnias al presidente“.

Si deseas saber más sobre la evolución histórica de Guinea Ecuatorial, prueba este divertido juego.

Don Julio
El Jueves

#HumorAmenazado

Es un caso de extrema gravedad pero sucede en un momento de gran preocupación sobre la Libertad de expresión en nuestro país. Debido a la llamada Ley Mordaza, cada día se suceden nuevos casos de detenciones, multas y despidos de dibujantes por el mero hecho de expresar su opinión, de manera humorística.

Mundo de Gila decidió denunciar, las que considera una serie de injusticias, y publicar un Manifiesto, firmado ya por numerosos humoristas gráficos y simpatizantes.

“Una ficción solo debe ser juzgada desde un punto de vista estético, cultural, moral, ideológico o incluso político pero nunca penal”.

Juan Diego Botto

Imágenes obtenidas de Free Nse Ramón