Teniendo en cuenta la época de gran consumo en que vivimos, existe un fallo de diseño grave en los artículos que más tarde se van a tirar: generamos demasiada basura.

Alex Henige, estudiante de la universidad Cal Poly (San Luis Obispo, California), reparó en la cantidad de residuos que generamos y quiso buscar una manera de suavizar el impacto en su entorno. A través de productos de embalaje innovadores, bajo el eslogan Compre un vaso, siembre una planta, ha creado un papel que contiene semillas y es 100% biodegradable. Tan solo en USA, se consumen más de 146 mil millones de vasos de café al año.

Asegura que:

“Estamos intentando cambiar la forma que tienen los consumidores de percibir el valor y el uso de la basura que generamos cada día”.

El proyecto lanzado en Kikckstarter, que tenía como meta algo más de 9.000 euros, obtuvo cerca de 20.000 euros de recaudación. Aunque acabe de empezar, parece que este reto tiene un prometedor futuro y ya tiene programada su expansión a otras localidades del país.

Vía Planttrash